Conoce las partes de una cerradura

El conocimiento es indispensable y nunca está de más conocer las partes que conforman las cerraduras, debido a que son dispositivos que utilizamos en todo momento para entrar y salir de un sitio.

Si conocemos sus partes previamente, cuando se presente una avería podremos informarle mejor al cerrajero qué pieza se encuentra dañada; él se sentirá ubicado y nos guiará de manera más asertiva y rápida. Esto en muchos casos nos aminora el tiempo y el costo en un presupuesto porque a veces se piensa que es una cosa cuando es otra. Si manejamos el tema a la perfección, esto no sucederá.

Existen dos tipos de cerraduras, las que más se usa es la cerradura embutida, se le llama embutida porque va instalada en el interior de la puerta así solo se ve donde metes la llave para cerrar o abrir la puerta. La comodidad y seguridad de la cerradura dependerá del modelo que se elija.

Como su nombre lo indica, las cerraduras de sobreponer van “sobrepuestas” en la puerta y no dentro de ella, son fácilmente visibles. Existe una gran variedad de cerraduras de este modelo. En este tipo de dispositivos el cerrojo va instalado encima de la puerta.

Los cerrojos dan mucha seguridad, además de ser resistentes y estar expuestos a la vista de todos a veces tienen una cadena para brindar mayor seguridad ante los delincuentes.

No todas las partes de las cerraduras son iguales; el frontal es la más visible de todas y, se visualiza rápidamente en el borde de la puerta, contiene varios tornillos que sujetan el bombín en su puesto además de impedir que la cerradura no se caiga de la puerta.

El resbalón, ubicado en el frontal; entra y sale de la puerta cuando movemos la manilla de la cerradura o metemos la llave para que gire el cilindro. Cuando se introduce dentro de la puerta es que se puede abrir.

Existe una pieza que se conoce como bulones o paletón esta permite que se retraigan dentro de la caja para que se abra la cerradura. Solo cuando se abre la puerta funciona este sistema, si se quiere cerrar la puerta los bulones salen, de esta manera siempre estará cerrada hasta utilizar la llave de nuevo para abrirla.

El bombín al igual que el resbalón se le conocen con otros nombres como bombillo o cilindro esta pieza es muy importante en la cerradura en ella es que metemos la llave para poder abrir la puerta debido a ella es que podemos abrir y cerrar la puerta de manera fácil, una de las ventajas del cilindro, si se daña no hay la necesidad de cambiar toda la cerradura con cambiar esta pieza es suficiente, esto aminora los costos además de brindar seguridad.

Existen diferentes tipos, la denominada europerfil es la más usada en estos momentos existen otras como redondo u ovalados.

El pomo o también como se le conoce manilla son utilizadas para abrir la puerta bien sea pulsándolas o bajándolas todas las puertas las tienen asi no tengan cerraduras.

Donde está el resbalón, ahí encontramos el cerradero, es una placa de metal y está pegada a la cerradura.

La boca llave solo la encontramos en las cerraduras que carecen de bombín por allí se introduce la llave y de esta manera abren las puertas que tienen cerraduras que no poseen bombines.

Cada cerradura tiene su tipo de llave, de eso depende el mecanismo para abrir.

Existen varios tipos de llaves, las que menos se usan son las clásicas, esas grandes que no son fácil de llevar, se utilizaban en cerraduras grandes como las de los castillos.

Las llaves de cerreta también conocidas como llaves de cierra es la más usada tanto en locales comerciales como en casas. Posee un borde dentado, es lo que permite abrir la cerradura, cada llave abre una cerradura particular.

Las puertas blindadas, solo pueden ser abiertas por llaves de seguridad se caracterizan por hendiduras y bordes rectos son comunes y sencillas.

Existen otras que se asemejan a las llaves de paletas se les llama llaves de pompa. Son las que tienen dientes en ambas partes de la llave. También se conocen como llaves de paleta o paletón son de uso exclusivo en las cerraduras de bollas o también llamadas de goyas son las que se usan en puertas acorazadas. Ellas poseen una espiga cilíndrica en el centro de la llave y un diente que sale en un lateral, anteriormente existía un modelo que tenía dos dientes, uno a cada lado, en este tipo de puertas no se puede ver el bombín solo se puede visualizar el sitio por donde se introduce la llave para cerrar o abrir la puerta.

Por ultimo las llaves cruciforme, tienen una espiga cilíndrica en el centro, son muy largas, los dientes que posee, van a varios dependiendo del modelo a veces tienen forma de cruz.

Existe gran variedad de llaves pero las que mencione son las más comunes, actualmente existe la llave electrónica no es muy frecuente su uso, a medida que pasa el tiempo, aumentará debido a sus beneficios.