Amestramiento de llaves

¿Qué es el amaestramiento de llaves y qué tipos hay?

Hoy vamos a contarte todo lo que necesitas saber sobre el amaestramiento de llaves, explicando los diferentes tipos que existen y sus aplicaciones prácticas.

Muchas personas tienen la falsa noción de que una llave maestra es un instrumento propio de los cerrajeros, que les permite abrir todo tipo de cerraduras. Afortunadamente esta no es la definición exacta de una llave maestra, pues imagina lo que con ella podrían hacer los amigos de lo ajeno si tal cosa existiera.

Pero algo hay de verdad en esa creencia, pues efectivamente es posible obtener una llave que pueda abrir múltiples cerraduras. Este es el fundamento del amaestramiento de llaves, una técnica que consiste en asignarle prioridades a una llave para que pueda abrir varias puertas, aunque cada cerradura o bombín tenga su propia combinación.

Este sistema permite estructurar y dar permisos de acceso diferenciados a cada usuario. Por ello su uso es muy común en instituciones y empresas, como hoteles, hospitales o escuelas, donde se deben asignar distintas prioridades de acceso. Por ejemplo, sería muy engorroso y poco práctico que el personal de limpieza de este tipo de establecimientos tuviera que cargar con las llaves de todas las dependencias para poder realizar su trabajo.

El amaestramiento de llaves requiere de un proceso de planificación previo, donde se determinen los niveles de acceso y se analicen las cerraduras instaladas, a fin de crear un sistema eficiente y seguro.

Los métodos de amaestramiento de llaves son diversos y de complejidad variable. En ocasiones solo es necesario desactivar uno de los pitones de la cerradura para evitar que una misma llave abra determinadas puertas.

En los sistemas más complejos pueden asignarse niveles de acceso diferenciados por jerarquías, y al mismo tiempo conservar las llaves individuales y una llave maestra global capaz de abrir todas las cerraduras de las instalaciones.

El carácter escalable de los permisos de acceso es lo que determina los diferentes tipos de estructuras de llaves maestras.

Tipos de amaestramiento de llaves para cerraduras

En términos generales podemos hablar de cuatro tipos de amaestramiento de llaves:

  • Igualamiento de llaves: es el método más simple. Consiste en generar una sola llave capaz de abrir todas las puertas. Es muy utilizada en viviendas unifamiliares, permitiendo centralizar en una sola llave la apertura de garaje, puerta de acceso principal, buzón, etc.
  • Sencillo: este sistema permite que además de la llave maestra capaz de abrir todas las puertas, existan llaves individuales, específicas para cada cerradura.
  • Tipo portal: como su nombre lo indica es el tipo de amaestramiento indicado para fincas residenciales, en las cuales varios usuarios comparten el acceso a zonas comunes (portal de entrada, garaje, etc.) y adicionalmente desean también centralizar en una única llave la apertura de la puerta de su vivienda. De esta manera, cada usuario puede ingresar a su vivienda utilizando la misma llave con la que accede a las zonas comunes. Este tipo de sistema permite crear hasta un segundo nivel jerárquico, permitiendo discriminar grados de acceso. Por ejemplo, todos los vecinos de una finca pueden abrir el portón principal con su llave maestra, así como su vivienda, pero además, de acuerdo a la planta en la que vivan, pueden con esa misma llave abrir la puerta del cuarto de contadores de su nivel.
  • Grupos: este mecanismo permite segmentar los accesos mediante la creación de secciones, al tiempo que existe una llave principal que puede abrir todas las puertas. Tal es el caso, por ejemplo, de una empresa con diversos departamentos, donde de acuerdo al nivel de acceso se puede ingresar a un despacho en particular, a un área determinada o se cuenta con los permisos necesarios para abrir todas las puertas de la instalación. De esta manera, se podría asignar un acceso general al director, mientras que al director de planificación se le otorgaría privilegio de acceso a todas las dependencias de su área, pero no a la de mercadeo. Adicionalmente, cada empleado podría ingresar a su despacho particular, pero no al de sus compañeros.